euskara | castellano | english
Foto de cabecera Home
Skip Navigation Links Home » Actualidad » Entrevistamos a

Dr. Luis Manuel León | Responsable del Grupo de Investigación Química Macromolecular del Dpto. de Química Física de la Facultad de Ciencia y Tecnología (UPV/EHU)

"Asumo con satisfacción y orgullo la condición de Profesor Universitario" | julio 2009

  
El Dr. Luis Manuel León, Catedrático de Química Física de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), es el responsable del grupo de Investigación Química Macromolecular del Departamento de Química Física de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU. Este grupo, que comenzó a operar bajo sus directrices en la década de los 70, ha colaborado con GAIKER-IK4 en numerosas investigaciones, destacando la colaboración actual en el marco del proyecto estratégico, ACTIMAT, centrado en los materiales inteligentes.
 
Luis Manuel León, que cuenta con una larga trayectoria dedicada a la investigación y la docencia, ha participado, además, de manera muy activa en la vida universitaria. Así, ha sido durante seis años vicedecano de la Facultad de Ciencia y Tecnología, es miembro de la Comisión de Doctorado desde 1988 y, actualmente, es Director del Departamento de Química Física, cargo que había ocupado con anterioridad. Asimismo, ha sido corresponsable del Máster Materiales Inteligentes en sus dos ediciones.  
...................................................................................................................................................................................
Su trayectoria profesional ha ido a caballo entre la docencia y la investigación. ¿Tiene preferencia por alguno de los dos mundos?
 Una vez finalizada la Licenciatura en Químicas, inicié el doctorado simultaneándolo con la impartición de clases, tanto teóricas como prácticas, en la Universidad. Esta actividad la he seguido realizando hasta la fecha, asumiendo también tareas de gestión universitaria y administrativas, estas últimas cada vez más engorrosas. Después de todos estos años he llegado a la conclusión de que puedo separar estas dos actividades: investigar y enseñar y, por lo tanto, asumo con satisfacción y orgullo la  condición de Profesor Universitario.
 
Su dedicación a la investigación básica ha experimentado en los últimos años un tránsito hacia la investigación de tecnologías emergentes y muy en boga como las relacionadas con nanopartículas, materiales piezoeléctricos, materiales inteligentes, etc. ¿Cuáles son los motivos detrás de este cambio?
Si se analiza la evolución de la actividad investigadora del grupo de investigación que dirijo, sí parece que ha tenido lugar la mencionada transición, aunque es preciso añadir algunos matices. Después de una etapa inicial en que, efectivamente, la investigación realizada puede calificarse como básica, alrededor del año 1995 nos planteamos la posibilidad de buscar a nuestros estudios posibles aplicaciones tecnológicas. Ello fue motivado por factores tales como la incorporación al grupo de investigación de personas que consideraban importante este cambio de orientación o el creciente e insistente apoyo de las autoridades estatales y autonómicas para abordar este tipo de investigaciones, lo que iba acompañado de un incremento sustancial de su financiación. Realizar estos cambios únicamente con nuestros recursos hubiese sido una tarea difícil y larga pero, afortunadamente, en aquella época se inició nuestra colaboración con el Centro Tecnológico GAIKER, a partir de la dirección de Tesinas de Licenciatura que se realizaron en dicho centro. Posteriormente, varias de estas personas se incorporaron a ese centro y, actualmente, algunas de ellas ocupan puestos de responsabilidad en él. A partir de ese momento se inició una colaboración que continúa hasta la fecha y que se ha extendido a otros centros tecnológicos. En esta actividad nuestro grupo desarrolla planteamientos de carácter básico pero que tienen como finalidad última una determinada aplicabilidad que es la que se aborda en los centros tecnológicos. Todo esto me lleva a pensar que, en realidad, nuestros objetivos básicos de investigación continúan vigentes y se han complementado mediante la aportación de los centros tecnológicos.

 
¿Qué hay del ámbito empresarial? ¿Se ha sentido en alguna ocasión tentado de dejar la universidad?
Nunca he sentido esa tentación, ni siquiera me lo llegué a plantear en los momentos más difíciles de mi actividad universitaria. También he de decir que personas que podrían haberme ofrecido esa posibilidad no lo hicieron porque sabían cuál iba a ser mi respuesta. Dicho esto, deseo dejar muy claro que la colaboración entre la universidad y el tejido empresarial es absolutamente necesaria.
 
Y de los Centros Tecnológicos, ¿cómo valora nuestra presencia en el panorama científico-tecnológico actual? ¿Cómo diría que es la colaboración desde la Universidad con los centros y cómo cree que debiera ser?
Negar la importancia de estos centros en el desarrollo científico-tecnológico del País Vasco no tendría sentido aunque solamente fuera por su número, instalaciones, equipamiento, personal adscrito y por su actividad en el desarrollo tecnológico. Sin embargo, y aunque últimamente han incrementado su actividad en el campo de la ciencia mediante la realización de Tesis Doctorales, ya sea en los propios centros o en colaboración con grupos de las universidades, o mediante la realización de proyectos de investigación conjuntos con la universidad, el desarrollo de estas actividades se ve seriamente limitado por la propia idiosincrasia de los centros. Para que esta actividad sea realmente productiva deberían abordarse, en mi opinión, cambios que afectan tanto a su financiación como al régimen de trabajo, de tal manera que los investigadores que se dediquen a estos fines no tengan que realizar simultáneamente otras actividades ya sea de gestión o participación en otros proyectos que hagan poco eficaz su labor de investigación científica. Dicho esto, creo que se debe profundizar y reglamentar la colaboración con la universidad mediante la creación de instrumentos con los que el conocimiento científico originado en la universidad pueda concluir en desarrollos tecnológicos por la aportación de los centros. No creo que la creación de los CIC, o entidades de carácter similar, sea la única solución a este problema sino que se requieren políticas más amplias y más imaginativas para hacer eficaz la colaboración entre ambas instituciones, y más ahora si se tiene en cuenta que las competencias de I+D+i han sido transferidas a la comunidad autónoma. Finalmente, pienso que se debe acabar de una vez por todas con la dicotomía de que la investigación científica y el desarrollo tecnológico vayan  por caminos separados hasta el punto de que dependían de instituciones diferentes, no siempre coordinadas.
En definitiva, debería crearse un marco que desarrolle y regule una colaboración estable y fructífera entre los centros tecnológicos y la universidad.

Sus distintas responsabilidades en la vida de la UPV/EHU han implicado un estrecho trato con becarios y alumnos en general, ¿cómo diría que es su capacitación para la vida laboral? ¿Cree que la universidad forma en función de las necesidades de la sociedad?
En general pienso que la preparación que adquieren los alumnos de la UPV/EHU que cursan titulaciones dentro del campo de las ciencias experimentales, que es donde se centra mi actividad, es satisfactoria, como lo demuestra el hecho de que su incorporación al mundo laboral tiene lugar en un plazo razonable de tiempo. En cualquier caso, la universidad está en un proceso de adaptación que, entre otros objetivos, pretende preparar a los titulados universitarios de modo que puedan contribuir más eficazmente a la solución de los problemas que presenta una sociedad tan cambiante como la actual. En cuanto a la capacitación de los doctores que forma la UPV/EHU en este campo, y en todos, en general, debo decir que su formación puede calificarse como excelente, lo que ha permitido su rápida incorporación a actividades de I+D, tanto en la propia universidad, como en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, empresas o Centros Tecnológicos de la Comunidad Autónoma.
 
¿Cuál sería esa anécdota de docente que nunca olvidará?
Aunque no sé si clasificarla como anécdota de tipo docente,  sí tuvo lugar el primer día de un curso a finales del siglo pasado, en la asignatura de Química General para geólogos que impartía en aquella época. Por aquel entonces era, además, vicedecano de alumnos de la facultad y estaba muy sensibilizado con los problemas y situaciones diversas de este colectivo, siendo mi misión darles la mejor salida posible. Al entrar en clase y colocarme ante los alumnos, pensé que estaba ante uno de esos problemas a los que debía dar solución. Frente a mí, en la cuarta o quinta fila, a la derecha, había un alumno chino, pero chino de verdad. Después de mi intervención explicando en qué iba a consistir el curso, yo tenía la impresión de que esta persona no se había enterado de nada, por la cara que ponía, así que me acerqué a él y hablándole muy lentamente y vocalizando lo mejor posible, le dije que haría todo lo que estuviera en mi mano para que me entendiera. A continuación le pregunté que cuál era su conocimiento del idioma, que si me entendía. Su expresión cambió y mirándome con perplejidad me dijo en un perfecto castellano algo que venía a significar que, aunque chino, era de Bilbao de toda la vida. Debo añadir que este alumno finalizó sus estudios y realizó su Tesis Doctoral en el campo de los Nuevos Materiales.
 
info:  Clara Bilbao,  bilbaoc@gaiker.es

© 2018 GAIKER Centro Tecnológico

Parque Tecnológico, Ed. 202. 48.170 Zamudio (Spain)

T.: +34 94 6002323, F.: +34 94 6002324

Mapa WebEnlaces de interésAccesibilidadPolítica de PrivacidadAviso LegalPolítica Cookies

XHTML válido CSS válido Rss
Esta web utiliza cookies. Puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +