euskara | castellano | english
Foto de cabecera Home
Skip Navigation Links Home » Actualidad » Entrevistamos a

Txomin García | Presidente de Caja Laboral

"Nos queda por delante un proceso muy duro y sacrificado de reconstrucción" | febrero 2011

  

Txomin García es desde marzo de 2009 Presidente de Caja Laboral. Con una trayectoria profesional vinculada a Mondragón Grupo Cooperativo desde que en 1981 comenzara como profesor de Tecnología y Diseño en la Universidad de Mondragón. Ejerció sucesivos puestos de responsabilidad en el seno de diferentes empresas de la Cooperativa, hasta que en 2001 se hizo cargo de la Dirección General del Grupo ULMA.

Conocedor de la realidad de los Centros Tecnológicos y el mundo de la innovación desde sus tiempos de Director de I+D+i en ULMA Packaging. De diciembre de 2005 a diciembre de 2006, Txomin García presidió también IK4 Research Alliance en su calidad de Presidente de Ikerlan-IK4, cargo que ostentó hasta 2010 y que compatibilizó con la presidencia del Centro de Investigación en Gestión MIK, el Área de Transformación Empresarial de Innobasque y el Centro de Promoción Empresarial de Mondragón.
 
..........................................................................................................................................................................................
La crisis económica ha puesto en tela de juicio tanto el modelo económico como el de gestión y control de las entidades bancarias ¿Cree que hay espacio para la innovación en el sector bancario? ¿Hay que reinventar el negocio de la banca?
Las situaciones de crisis suelen ser, por lo general, elementos desencadenantes de procesos de cambio, de transformación, de adecuación a escenarios nuevos, en definitiva de distintas formas de innovación. El sector financiero, en este largo periodo que ha representado el boom inmobiliario, se ha metido en un buen lío y muchas entidades no van a superar esta crisis o al menos no la van a superar sin transformarse en algo distinto a lo que eran. Estamos asistiendo a un profundo proceso de transformación en el sector, apareciendo fórmulas novedosas (SIP´s, fusiones frías, cajas que se convierten en bancos), un nuevo entorno regulatorio, crecimiento exponencial del uso de las nuevas tecnologías y todo ello con el trasfondo de un profundo redimensionamiento del sector y la necesidad de un cambio de gran calado en el modelo de negocio de las entidades. El escenario para la innovación está ser vido. Pero la innovación y los cambios hay que gestionarlos y esto también va a ser una novedad en un sector “no muy famil arizado con situaciones de crisis”.
 
A lo largo de toda su trayectoria profesional la I+D+i ha sido un compañero de viaje fiel. En los tiempos que corren ¿es de los que considera la I+D+i un lujo prescindible para las empresas?
Lo primero que tenemos que interiorizar es que lo que definimos como “crisis” no es un velo con el que estamos cubiertos y que en un momento determinado “alguien” lo va a correr y volveremos a estar “fuera de la crisis”.
La crisis económica global ha pasado, la economía mundial está otra vez en crecimiento, y desgraciadamente lo que nos queda es lo que somos: una economía poco competitiva y con un altísimo nivel de desempleo. La crisis actual es nuestra, de nuestro modelo productivo, de nuestro modelo educativo, de nuestra falta en definitiva de competitividad. Por lo tanto, lo que nos queda por delante es un proceso muy duro y sacrificado de reconstrucción, de creación y renovación de nuestro tejido productivo y cuanto antes comencemos con ello, mejor. Si aspiramos a mantener nuestra calidad de vida, la reconstrucción deberá soportarse en la innovación, la internacionalización, el conocimiento y en correr más que otros países. Si por el contrario asumimos una competitividad basada en costes, estaremos hablando en un futuro próximo de un país distinto y de un retroceso en el avance producido en las últimas décadas.
Hoy más que nunca hay que apoyarse en la I+D+i, pero una I+D+i enfocada a la explotación en forma de productos y generación de valor añadido. Hay que poner el énfasis en la vertiente de la aplicación.

¿Cambia mucho la perspectiva cuando uno pasa al lado de los que deciden el destino del dinero?
En el negocio bancario, como en cualquier otro sometido a las reglas de la competencia, deben ser gestionadas las mismas variables: Clientes a quienes satisfacer, respuesta a los competidores, desarrollo y gestión de personas, estrategias, objetivos, etc. Por lo tanto, desde la alta dirección, no hay cambios conceptuales diferenciales, es muy importante tener muy clara la Misión de la organización, los Principios y Valores sobre los que desarrollar la Estrategia y contar con unas personas muy capacitadas, motivadas y alineadas con los Retos y Objetivos de la entidad y esto en Caja Laboral, al igual que en Mondragón, siempre lo hemos tenido muy claro. La perspectiva de gestión no cambia mucho, aunque mucha gente piense lo contrario.

¿Con las ayudas públicas a la investigación empresarial disminuidas y el capital privado excesivamente prudente ante las inversiones en I+D+i, puede Euskadi aspirar a establecerse como una economía basada en el conocimiento?
Lógicamente, la crisis actual está afectando al gasto de I+D+i, pero la importancia de esta materia ha calado suficientemente en la sociedad vasca como para que, al albur de la coyuntura, tiremos por la borda el esfuerzo realizado en la última década. Así, la innovación debe convertirse en un elemento clave sobre el que construir la competitividad de nuestra sociedad.
Es cierto que EUSKADI ha dado un salto importante en la última década en Gasto I+D/PIB hasta situarnos por encima de la media de la UE-27, pero este dato por sí sólo no es suficiente. El I+D debe ser visto como uno de los integrantes del proceso de innovación junto con otros como: desarrollo de habilidades y competencias por parte de las personas, generación de patentes, capacidad de explotación (internacionalización) de nuestros productos, capacidad de emprendizaje, etc. La fórmula del éxito, aquella que arroje una mejora de nuestra competitividad, genere nuevos negocios y empleo, mejore nuestro valor añadido, apuntale nuestro futuro,… será la resultante del equilibrio entre todas las variables y no sólo el gasto de I+D+i, que si no se gestiona en relación con el resto de variables, se convertirá sólo en un “gasto” por mucho que represente sobre el PIB.
 
¿En qué posición cree que está Euskadi para salir de la crisis y que les diría a las empresas que afrontan dificultades económicas?
Euskadi se encuentra en una posición relativamente similar a otras muchas regiones de UE, con una importante presencia empresarial en su economía, una renta per cápita entre la parte alta de las regiones europeas, una tasa de desempleo la mitad que la del Estado y un problema demográfico a medio y largo plazo preocupante.
 
Estamos en un momento en el que todavía hay muchas incertidumbres (crisis de deuda soberana, guerra de divisas, incremento precio materias primas, inflación en países emergentes, política monetaria USA, etc.), pero como decía anteriormente el crecimiento económico ha comenzado y, aunque todavía es débil y se produce lejos de nuestras fronteras, ésa es la mejor medicina para nuestra economía. Bien es cierto que el mercado laboral requerirá de algo más de tiempo para que lleguemos a unas cifras más acordes con la estructura de nuestro mercado de trabajo, pero, con permiso de las incertidumbres indicadas, el proceso de recuperación ha comenzado. No obstante, tampoco debemos llevarnos a engaño. Nos queda tiempo y mucho trabajo por delante para reconstruir lo que esta crisis se ha llevado por delante en el ámbito empresarial y por tanto de oportunidades de negocio generadoras de valor y empleo. No cabe duda que Euskadi se enfrenta a otro momento de la verdad en su historia; es el tiempo de los emprendedores, de la innovación, de aplicar en la generación de valor añadido lo mucho que hemos acumulado en materia de conocimiento, desarrollo tecnológico e I+D en las últimas décadas. Los Centros Tecnológicos vascos están llamados a tener un protagonismo relevante en esta nueva, necesaria y urgente transformación.
 
info:  Clara Bilbao,  bilbaoc@gaiker.es

© 2018 GAIKER Centro Tecnológico

Parque Tecnológico, Ed. 202. 48.170 Zamudio (Spain)

T.: +34 94 6002323, F.: +34 94 6002324

Mapa WebEnlaces de interésAccesibilidadPolítica de PrivacidadAviso LegalPolítica Cookies

XHTML válido CSS válido Rss
Esta web utiliza cookies. Puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +